Sobre el proyecto

De acuerdo con Eurostat, el 30% del empleo en la Unión Europea se encuentra concentrado en las microempresas (menos de 10 trabajadores), figura que, en países como Suecia o España tienen una representación del 22,4%...

SOCIOS

El proyecto se desarrolla con la colaboración de los siguientes socios: INDEPCIE SCA APSU – ASSOCIACAO PORTUGUESA DE STARTUPS STOWARZYSZENIE ARID I AND F EDUCATION AND DEVELOPMENT LIMITED ASOCIACION PARA EL DESARROLLO RURAL DEL LITORAL...

Recursos

En esta sección encontrarás los recursos desarrollados durante la realización del proyecto.

Sobre el proyecto

De acuerdo con Eurostat, el 30% del empleo en la Unión Europea se encuentra concentrado en las microempresas (menos de 10 trabajadores), figura que, en países como Suecia o España tienen una representación del 22,4% y 41%, respectivamente, del total de empresas presentes. El problema de este tipo de empresas (PYMEs) y/o de los pequeños emprendedores es la estabilidad, y, más allá, la empleabilidad. De acuerdo a los mismos datos, la supervivencia de estos pequeños negocios tras los 5 primeros años no supera el 50%, con porcentajes de supervivencia que van desde el 48% en Francia al 54% en Italia, desde el 58% en Reino Unido hasta el 61% en España. (En Suecia el 76% sobrevive a los 3 primeros años). Estos datos se refuerzan en el ámbito internacional gracias a estudios recientes de Bloomberg, en los que se establecen que un 80% de los empresarios que inician negocios fracasan en los primeros 18 meses. Por otro lado, la supervivencia de las empresas con al menos 10 trabajadores es considerablemente mayor, con 20 puntos más en España, 19 en Alemania, 6 en Francia, 3 en Reino Unido y 1.2 en Italia. Además, a lo largo de los años, el porcentaje de empleos destruidos ha aumentado en las PYMEs, lo que frena el crecimiento de éstas, así como su contribución a la estabilidad y a la empleabilidad. Esto provoca grandes impactos en la economía local y nacional. Teniendo en cuenta las últimas estadísticas (Fondo Monetario Internacional, 2017) que reflejan que en países como España el 99% de las empresas tienen menos de 50 trabajadores, y 20 de ellas cierran todos los días (un 8% más en comparación con los datos de 2016).

¿Porqué? Esta es la pregunta clave. A nivel superficial, la razón prinipal por la que las empresas fracasan es que simplemente se quedan sin liquidez. Obviamente, hay una razón particular para cada fracaso empresarial, muchas de las cuales son que los empresarios se quedan sin dinero, los cambios en el mercado, las cadenas de suministro se desmoronan o el sistema regulatorio hace que sea demasiado difícil administrar una empresa rentable. Se supone que todas estas razones determinan si la actividad empresarial en un lugar en particular es alta, promedio o baja. Estas razones son válidas, pero existe una razón para el fracaso que rara vez escuchamos: el empresario simplemente no tenía talento para el trabajo, y eso no significa que no tenga la inteligencia o el conocimiento de su sector, pero puede tener carencias de otros atributos que se encuentran en niveles cognitivos. Por lo tanto, una cosa que falta en esta discusión son los atributos del propio individuo, la persona que se encuentra en el centro de una empresa, la que toma decisiones cotidianas para administrar el negocio en circunstancias que son muy inciertas, sin una información completa. Este es el concepto de emprendedor poco cualificado, tanto en habilidades más técnicas y difíciles o, por otro lado, en habilidades más «humanas» y manejables, que son indispensables para explicar el éxito o el fracaso de cualquier negocio. Aquí es donde la psicología del empresario adquiere una importancia crítica. Nuestra investigación muestra que el talento, una combinación de rasgos de personalidad y capacidad intelectual, pueden explicar la variación en el desempeño comercial más allá de otro tipo de factores. Es aquí, en el interior del emprendedor donde el «coaching» y la Inteligencia Emocional puede trabajar. No tiene nada que ver con la información financiera, el conocimiento sobre el negocio, consultoría fiscal, etc., sino con el manejo de esas otras habilidades como el agotamiento, la falta de motivación, la falta de objetivos o incentivos, problemas para tomar decisiones, problemas de autoestima…

Para lograr esto, el Proyecto Entrepreneurship for Everyone (EFE) persigue los siguientes objetivos con «coachers», empresarios, líderes y gerentes como usuarios finales:

  • Crear una red de asociación sólida de 7 organizaciones participantes en 6 países europeos y con un alcance a todos los países europeos para fomentar el conocimiento y el desarrollo de estrategias.
  • Desarrollar la capacidad empresarial de los ciudadanos y organizaciones europeas como una de las claves objetivo de la política para la Unión Europea.
  • Establecer un programa de capacitación que acompañe a los usuarios finales en la implantación de habilidades y planes de capacitación.
  • Definir la importancia del emprendimiento y los talentos necesarios para el éxito empresarial.

Recursos

En esta sección encontrarás los recursos desarrollados durante la realización del proyecto.

Contacto

Si desea contactar con el Consorcio, escríbanos: